Cortamos las piezas naranjas de la calabaza con un corte recto (con un corte normal). Las demás piezas las cortamos con un corte biselado. En este caso volteamos las tijeras de modo que podamos ver la palma de la mano. Recuerda que no las tijeras giran sobre el foamy sino el foamy gira sobre las tijeras.

¿Y por qué cortar los adornos con corte biselado? Porque da un mejor acabado para termoformarlas y pegarlas.

Sombreamos primero las piezas naranjas. Para eso necesitamos: franela, agua y pintura para tela, roja satinada. Envolvemos nuestro dedo índice con la franela, lo metemos al agua. Retiramos el exceso de agua y lo metemos a la pintura. Retiramos el exceso de pintura y con el movimiento horizontal sombreamos las partes con un poco de presión – con la yema del dedo para que resulte un degrade de color. El fantasma blanco lo sombreamos con azul mar, el murciélago morado y la araña verde con violeta. Marcamos los ojos y la nariz con un marcador negro sobre las figuras.

TIPS: Si no tienes marcador negro, puedes pintar los ojos y la nariz con pintura acrílica al frío negro con un pincel de Nr.20/0.

Si te gustaría, puedes sombrear el fantasma blanco con violeta también.