Para que el foamy sea más suave, más manejable, elaboramos una textura de toalla para la gola de la canasta. Con la ayuda de un raspacallo (previamente arreglado con los puntos addicionales) pasamos en diferentes direcciones en el foamy. Cortamos una tira de 140cm de largo y 6cm de ancho con las tijeras de picos por ambos lados de largo. Luego sombreamos la tira roja con la técnica de brocha seca con la pintura violeta acrílica satinada para tela. Pirograbamos la tira con la punta decorada. Para encauchar la tira, aplicamos pegante para foamy en el caucho y en el foamy a 1cm del orillo de la tira. La tira tiene 140cm, el largo del caucho es la mitad del largo de la tira: 70cm. Dejemos para que el pegante se seque en ambas piezas. Fijamos el caucho sobre la tira, en la línea del pegante seco. Estiramos el caucho y fijamos, estiramos y fijamos y así susesivamente. Unimos los dos extremos de la gola con la ayuda de pegante para foamy, luego ubicamos la gola en la canasta. Aplicamos silicona caliente en la parte de caucho y fijamos la gola en la canasta.

Ojo: Primero, elaboramos la textura de toalla y sólo después cortamos las piezas.

El largo de la tira depende del perímetro (arriba) de la canasta, por eso si tienes una canasta diferente del nuestro (24cm de diámetro, 75cm de perímetro) entonces necesitas recalcular el tamaño de la tira y del caucho suyo propio.

TIPs: dependiendo del tamaño de la lámina de foamy que tengas, corta varias tiras de foamy toalla. Las unes con el pegante para foamy y recibes una tira larga (140cmx6cm).